¿Por qué hoy seguimos con problemas de humedad y filtración?

Desarrollar sistemas de impermeabilización o productos que impidan el paso de vapores o líquidos a través de una estructura no es tan nuevo como se cree. Si nos remontamos a hace unos miles de años en el libro El petróleo y el oro negro de José Luis Pineda Vega, de libros en red del año 2005, en sus antecedentes indica que el bitumen (que es la forma más accesible del petróleo) fue usado ente otras cosas, como sello para impermeabilizar diversas estructuras desde la era del Neolítico y existen registros que en Mesopotamia (5.000 millones de años antes de nuestra era), empleado para impermeabilizar construcciones y obras hidráulicas. Así mismo, si revisamos los pasajes de la biblia católica, vemos lo siguiente:

  • Génesis 6:14 “Hazte un arca de madera de gofré; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.”
  • Éxodo 2:3 “Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río”. Es decir, que el Arca de Noé y el cesto de moisés fueron impermeabilizados


De igual manera podemos encontrar información indicando que las Pirámides de Egipto construidas 3.600 años A.C, fueron construidas evitando algún tipo de infiltración de agua en su interior.

Podríamos seguir nombrando un sin número de situaciones donde se evidencia la necesidad y la búsqueda constante del ser humano para protegerse del agua, pero lo prioritario es darnos cuenta de su importancia y de cómo está situación ha ido evolucionado en el tiempo, pero continuamos cometiendo errores que no permiten lograr soluciones efectivas.

Actualmente a pesar de la evolución que han sufrido los sistemas de impermeabilización o las tecnologías para tratar esta problemática, se siguen presentando situaciones como estas:

  • Proliferación de hongos y bacterias en las superficies ocasionando graves afectaciones en la Salud de los Habitantes . La Organización Mundial de la Salud publicó una investigación donde concluye que los ocupantes de edificios afectados por la humedad y el moho tienen un riesgo de sufrir problemas respiratorios y de asma, por la reproducción a través de esporas de cientos de bacterias y hongos que afectan el sistema respiratorio - Guía de la OMS para la calidad del aire interior: humedad y moho; Informe sobre la reunión del grupo de trabajo Boo, Alemania 17 y 18 de octubre de 2007-. De igual manera, El Departamento de Salud Pública de California (CDPH) ha concluido que la presencia de daño por el agua, humedad, moho visible, olor de moho en las escuelas, lugares de trabajo, residencias, y otros ambientes interiores es insalubre (CDPH, 2016).
  • Afectación estética y funcional de la estructura. . De igual manera una humedad se convierte en un agresor de una edificación, afectando su aspecto estético y estructural al permitir el paso del agua entre las placas generando la corrosión en los aceros de refuerzo, degradación de materiales estructurales y daño de cableado eléctrico, entre otros. A largo plazo, este tipo de situaciones genera la devaluación del inmueble ocasionando pérdidas económicas al dueño, un impacto negativo e incómodo para los habitantes y su entorno. En libros y manuales como El manual de rehabilitación de Estructuras de Hormigón (2005) de Paulo Helene y Fernanda Pereira, señala el concepto de la corrosión del acero de refuerzo y los daños que estos le pueden causar a las estructuras. Algunas de las frases que se citan dentro de este documento son:

“En componentes estructurales que presentan un elevado contenido de humedad, los primeros síntomas de corrosión se evidencian por medio de manchas de óxido en la superficie del hormigón.”

“Los daños por corrosión pueden afectar la capacidad portante de los componentes estructurales afectados, debido fundamentalmente a la disminución de la sección transversal de las armaduras, la pérdida de adherencia entre el acero y el hormigón y a la fisuración de éste. Así mismo, el progresivo deterioro de las estructuras por corrosión provoca desprendimientos de material que pueden comprometer la seguridad de personas.”

Si vemos, son problemáticas que nos obliga a especializarnos y a darle la importancia que deberían tener, puesto que hoy en día este proceso de impermeabilización no lo tomamos como una prioridad sino como un proceso a incluir.

Intentando establecer las causas principales por las cuales seguimos evidenciando después de miles de años, podemos identificar algunas relacionadas con la calidad del producto, tecnología seleccionada incorrectamente, mano de obra inexperta, falencias en los diseños constructivos, entre otras. Buscando reducir el riesgo y lograr garantizar la efectividad a largo plazo, es importante realizar un análisis del área a intervenir de la siguiente forma:

Primero ,identificar el tipo de estructura y las necesidades de filtración o humedad presentes junto con los usos a los cuales se va a ver expuesta la estructura. La variedad de tecnologías presentes en el mercado permite según la necesidad realizar una selección especializada, no es lo mismo impermeabilizar una cimentación que un balcón o una cubierta; pues las condiciones de movimiento, de presión y de tráfico son diferentes. De ahí la importancia de establecer claramente la necesidad.

Segundo ,establecer los pasos previos a la impermeabilización porque se deben tratar juntas, fisuras, la superficie y estipular los procedimientos para poder establecer los controles o supervisión que se debe efectuar durante y hasta la culminación de la aplicación.

Y tercero ,señalar de forma explícita cuál es el mantenimiento preventivo que se requiere del sistema de impermeabilización, como la necesidad de proteger la impermeabilización de agentes externos que la afecten o realizar limpiezas periódicas. Con ello se estará garantizando la durabilidad del sistema de impermeabilización con el paso del tiempo.

Si logramos garantizar una selección correcta del sistema a utilizar teniendo en cuenta la necesidad, el uso final y dando un acompañamiento continuo con una capacitación especializada a las personas que lo van a ejecutar y los equipos requeridos para la instalación, se logrará eliminar los problemas de filtración y humedad presentes en las edificaciones.

Si bien es cierto, el agua que está presente en el aire, suelo y subsuelo es vital para animales, vegetales y el ser humano; pudimos ver que por sus características fisicoquímicas es un agresor de las edificaciones y en periodos largos puede llegar a afectar la salud del ser humano. La solución efectiva está en sus manos, no importa si es una estructura nueva o existente, hoy existen productos y sistemas que brindan una solución definitiva a estos problemas que, para algunos, es un panorama diario.

Henkel Colombiana pone a disposición de sus clientes un servicio integral, donde no sólo suministra productos de última tecnología, sino que brinda una asesoría con acompañamiento y capacitación en todo el proceso de instalación, con el fin de garantizar en el tiempo el trabajo realizado.



Referencias:

  • Guía de la OMS para la calidad del aire interior: humedad y moho; Informe sobre la reunión del grupo de trabajo Boo, Alemania 17-18 de Octubre de 2007.
  • Helene.P & Pereira.F.(2005). Manual de Rehabilitación de Estructuras de Hormigón.Editorial Rehabitiliar.Pàg 6.
  • CDPH. (2016). Declaración de Humedad, Moho, y Salud en Edificios. Rama de laboratorio de salud ambiental. Recuperado de link

Recomendados

Cinco megaproyectos en Bogotá y Madrid para darle al 2021 más progreso en la construcción

Tres grandes firmas (Amarilo, Bancolombia y Yellowstone) unen sus fuerzas y capacidades financieras para avanzar en cuatro proyectos de ciudadela residencial en Bogotá y una en Madrid, Cundinamarca.

Pattex High Tack, una solución más fuerte

Maestro, le presentamos Pattex High Tack, un adhesivo poderoso que, además de ofrecer un agarre de hasta 350 kg/m2, cuenta con beneficios únicos que mejoran la experiencia del consumidor al usar un adhesivo de montaje.